Un joven gay fue torturado, quemado y asesinado al revelar que era VIH-seropositivo el pasado fin de semana en el balneario de Cancún, México, informó este martes una organización defensora de la comunidad LGBTTI+ en la entidad.

De acuerdo con la versión de representantes de la organización Resilientxs, que dio a conocer el caso, el pasado sábado, la víctima se encontraba en una fiesta en el balneario de Cancún, en la que reveló su estado serológico, ante lo cual, algunos de los asistentes presuntamente lo torturaron, quemaron y finalmente asesinaron.

Publicidad

“La víctima fue asesinada dentro de un taller de herrería; fue golpeada, torturada, quemada y asesinada una vez que comentó que tenía VIH, tenía muchas heridas de arma blanca”, dijo Edwin Reyes, representante de Resilientxs.

 

Le puede interesar: Colombia registra récord en muertes por COVID-19

 

“Este caso nos ha generado mucha rabia porque estamos en el mes que se conmemora el orgullo de nuestra comunidad y en que se piden y reivindican derechos”, añadió.

Tras enterarse del caso, el titular de la de la Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo, Marco Antonio Tóh, condenó el crimen de odio.

Además, informó que la Visitaduría General en Cancún realizará las diligencias correspondientes para observar que se haga justicia en el caso y exhortó a las autoridades a investigar con perspectiva de género y a que el crimen no quede impune.

 

Vea también: (Video) Tensión a las afueras del hotel Tequendama, lugar donde está la CIDH

 

En tanto, la Fiscalía General del Estado (FGE) de Quintana Roo abrió una carpeta de investigación por el delito de homicidio, pero no por crimen de odio, debido a que todavía no está tipificado en el Código Penal de la entidad este crimen.

“La Red Quintanarroense LGBT, de la que formamos parte, ha solicitado a todas las autoridades a que se haga una reforma al Código Penal para que se incluya los crímenes de odio, de acuerdo a los estándares internacionales”, explicó Reyes.

 

“Pero no lo han hecho ni nos han tomado en cuenta, esto habla del abandono institucional que hay en el estado”, agregó el activista, quien enfatizó que el denunciado “no es un caso aislado y que es recurrente la discriminación hacia la comunidad LGBTTI+ en el Caribe mexicano”.