El penúltimo debate de candidatos presidenciales de Estados Unidos acaba de comenzar con preguntas del público en San Luis, Missouri. Hillary llega golpeada por la revelación de nuevos correos suyos, pero su contendor llega peor. Trump sigue haciendo agua desde que se reveló su diálogo espontáneo sobre lo que piensa de las mujeres, expresiones que fueron de tal calibre que los republicanos le pidieron renunciar a la candidatura.