Un barco chino que hasta ayer no podría pasar del Atlántico al Pacífico por Panamá, lo hizo hoy por el tercer carril que se inauguró, comenzando una era en la navegación, tan nueva como la que se inició hace 102 años, cuando se abrió por primera vez.