Una compañía canadiense de camuflaje militar ha iniciado la solicitud de patente de un material que permite ocultar objetos en el espectro visible, es decir, que los hace invisibles.

Se trata de un material de flexión ligero al que ha denominado Quantum Stealth, la empresa canadiense ha solicitado hasta cuatro patentes relacionadas con este innovador material.

Según su creador, el material no solo oculta un objeto en el espectro visible, sino que demuestra que también se dobla en el infrarrojo ultravioleta, infrarrojo y de onda corta mientras que bloquea el espectro térmico lo que lo convierte en una verdadera capa de invisibilidad de banda ancha.

Una pieza de Quantum Stealth puede funcionar en cualquier entorno, en cualquier estación, a cualquier hora del día o de la noche, algo de lo que ningún otro camuflaje es capaz. Es ultraligero, flexible, maleable y no requiere de fuentes de energía.

Su costo no se ha definido, pero sus creadores aseguran que comenzarán a producirlo en serie una vez reciban las patentes.