Mientras el huracán Mathew, ya como tormenta tropical vuelve a suelo norteamericano, en Haití aún no termina el conteo de sus víctimas, porque los vientos y lluvias también destruyeron los caminos. La cuenta oficial va en 877 muertes y decenas de miles más sin techo.