19/10/2017

Al menos 43 soldados murieron, nueve resultaron heridos y seis continúan desaparecidos tras un ataque del grupo talibán contra una base militar en Afganistán.

Un nuevo ataque coordinado a una base militar volvió a causar decenas de bajas en las fuerzas afganas, por cuenta del grupo talibán que ha puesto en marcha su plan de respuesta a la nueva estrategia de Estados Unidos en el país.

La provincia de Kandahar, en el sur de Afganistán, fue el escenario del ataque en el que un hombre suicida hizo detonar un vehículo cargado de explosivos.

El Ministerio de Defensa afgano informó que solo dos uniformados están ilesos y seis siguen desaparecidos luego de que la explosión arrasara con la mayoría de los soldados desplegados en el campamento.

Este es el tercer ataque de gran magnitud perpetrado esta semana por los insurgentes contra bases de las fuerzas de seguridad, luego de que el martes murieran 48 personas y 161 resultaran heridas también por carros bomba.

Publicidad

El mes pasado, Estados Unidos aumentó el número de soldados en Afganistán, en el marco de la nueva estrategia del presidente estadounidense, Donald Trump, para continuar ayudando al Gobierno afgano en su lucha contra el terrorismo.

Nury Rojas – CM&