Varios ataques incendiarios, uno de los cuales deja un policía herido de bala, encabezaron las horas previas a la llegada del papa Francisco a la sureña región chilena de la Araucanía, donde este miércoles dará una misa masiva, de acuerdo a información de fuentes policiales.

Tres helicópteros, dos de ellos totalmente destruidos, dos iglesias, una escuela y una hacienda fueron los blancos de los ataques ocurridos la noche del martes y la madrugada de hoy, aseguraron las fuentes, que precisaron que los ataques ocurrieron en La Araucanía y en las vecinas regiones de Biobío y Los Ríos.

Un carabinero recibió un impacto de perdigones en la espalda cuando repelía un ataque de encapuchados a la hacienda La Turbina, en la localidad de Ercilla, a 570 kilómetros al sur de Santiago.