El número de casos por coronavirus detectados en Ecuador se elevó este jueves a 13, después de que tres nuevos pacientes hayan dado positivo en los resultados de las pruebas de laboratorio, informó el Ministerio de Salud.

En su último parte médico, el ministerio indica que «todos los nuevos casos están dentro del escenario que las autoridades de Salud han previsto en función de los contactos que tuvo la primera contagiada».

«El cerco epidemiológico y las medidas tomadas por el ministerio han sido claves para una detección temprana», agrega el comunicado de prensa en referencia al aislamiento al que se sometió a todo un grupo de personas relacionadas con la primera paciente, una ecuatoriana residente en España.

Ecuador sometió a seguimiento y aislamiento hasta a 177 personas que tuvieron algún contacto con la paciente cero, llegada al país sin síntomas el pasado 14 de febrero.

Desde entonces, han ido apareciendo otros casos, hasta los trece de hoy, que en su totalidad -con la excepción de la primera- presentan sintomatología leves y se encuentran en «aislamiento domiciliario».

La primera paciente de 71 años, es la única en un hospital en «terapia intensiva» y su pronóstico es aún reservado.

Las pruebas de todos los pacientes se realizan en el Instituto Nacional de Investigación de Salud Pública (INSPI), donde se han realizado hasta ahora hasta 25 exámenes de casos sospechosos.

El técnico de ese instituto, Alfredo Bruno explicó que las pruebas que les llegan son las que deciden desde las autoridades públicas de Salud, los primeros en verificar y descartar los casos sospechosos y elegir aquellos susceptibles de exámenes más a fondo.

Bruno destacó tratando de restar importancia al impacto de la enfermedad, que se trata de «un virus respiratorio más, que ocasiona un episodio respiratorio leve».

«Estamos hablando de un 80 % que la enfermedad es totalmente leve, y que la persona se recupera estando simplemente en su casa», afirmó.

También recordó que los virus respiratorios no tienen comportamientos iguales en todos los países, y que los «determinantes» del coronavirus incluyen factores como temperatura, ambiente, humedad e incluso «condiciones socioculturales».

«Nosotros somos un país muy efusivo, donde nos saludamos estrechamente con abrazos y besos, mientras que en otros países hay otro tipo de distancias», explicó sobre las medidas a tener en cuenta para frenar su propagación.

Finalmente aseguró que lo que está ocurriendo a nivel mundial era «esperado» y que los protocolos que ya estaban preparados para este tipo de virus están activados en el país.