Sigue la conmoción en Argentina por el homicidio contra Úrsula Bahillo, una joven de 18 años asesinada por su exnovio policía.

El informe forense de la escena del crimen ya había encontrado que la víctima tenía 10 lesiones en el cuello y torso hechas con objeto cortopunzante, algunas de unos 30 centímetros.

Este miércoles, se conocieron los resultados preliminares de la autopsia al cuerpo de Úrsula en la morgue judicial de la ciudad bonaerense de Junín.

El médico forense concluyó que la mujer murió producto de al menos 15 puñaladas, recibiendo también incisiones en la espalda, según La Nación.

Al cabo de los trámites, el cuerpo de Úrsula Bahillo será entregado a su familia para que sea inhumado en Rojas, la ciudad natal de la joven.

¿Qué pasó con el asesino?

Entre tanto, Matías Ezequiel Martínez, el policía acosador que es señalado por el femicidio, permanece internado en un hospital porque se hizo un corte en el estómago con la misma arma que usó para quitarle la vida a Úrsula.

Mientras avanza el caso, la justicia ya acusó a Martínez de “homicidio calificado por violencia de género”.

 

 

En las últimas horas, se conoció que el feminicidio tiene agravantes de “alevosía” y “ensañamiento”.

El caso es investigado por el fiscal Sergio Terrón, y el imputado será escuchado entre mañana y el viernes, dependiendo del alta médica.

 

 

Uno de los detalles que más ha indignado a la sociedad argentina es que Martínez tenía prohibido acercarse a la mujer por orden judicial.