Nikolas Cruz, quien asesinó a 17 personas en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, compareció este martes en la corte, casi una semana después de haberse declarado culpable de cada uno de los 34 cargos por la matanza que desató en 2018 en esa escuela del sur de Florida (EE.UU.).

En la audiencia de estatus se acordó que la defensa y la Fiscalía volverán a la corte la próxima semana para discutir con la magistrada Elizabeth Scherer una serie de mociones que han ingresado los abogados defensores de Cruz.

Entre ellas, la defensa pide que en la fase de sentencia no se considere como evidencia artículos personales del joven de 23 años hallados durante una orden de registro en una casa en Pompano Beach, entre ellos un rifle de asalto, así como otros en una residencia en Lantana, ambas en el sureste de Florida.

 

Te puede interesar: Reportan tiroteo en un centro comercial en Idaho, EE. UU.

 

 

 

Se prevé que en enero empiece el proceso para elegir al jurado, el cual deberá determinar si Cruz es sentenciado a cadena perpetua o a la pena capital.

En la audiencia de la semana pasada, Cruz se declaró culpable de 17 cargos de asesinato por la muerte de 14 estudiantes y tres adultos, así como de otros 17 cargos por intento de asesinato, con lo que el proceso judicial quedó allanado para la fase de sentencia.

En una corte de Fort Lauderdale, Cruz, quien compareció esposado, con mascarilla y unas enormes gafas, pidió perdón, dijo que estaba arrepentido y aseguró que se declaraba culpable por los familiares de las víctimas.

 

 Mira también: Cárcel para hombre que inyectó a una mujer una sustancia inusual en un supermercado de EE. UU.

 

 

 

Lamento mucho lo que hice y tengo que vivir con ello todos los días“, dijo Cruz al leer una declaración escrita.

Ese día, Cruz además fue sentenciado a unos 26 años de cárcel por cuatro cargos relacionados con una agresión en noviembre de 2018 contra un oficial penitenciario, de los que también se había declarado culpable el viernes pasado.

La fiscalía estatal del condado Broward, al norte de Miami, ha señalado desde el inicio del proceso que buscará la pena capital y además ha aclarado que no ha negociado el asunto con la defensa.