Las autoridades del Departamento de Seguridad Pública de Texas (EE.UU.) ofrecieron disculpas tras emitir una inusual alerta de emergencia sobre la supuesta aparición de Chucky, el muñeco diabólico, informaron medios locales.

El mensaje de Amber Alert, señal utilizada para advertir sobre niños desaparecidos, fue enviado tres veces, afirmando que Chucky, un personaje ficticio conocido como el muñeco asesino, había secuestrado a su hijo Glen.

Tanto la supuesta víctima como el sospechoso fueron descritos como personas con cabello rojo o castaño rojizo y de ojos azules. Además, que Chucky era un hombre de 28 años de edad, que vestía un overol azul, camisa de manga larga con rayas multicolores y empuñaba un cuchillo de cocina.

Ante la sorpresa de la gente, las autoridades pidieron disculpas y aseguraron que el alerta fue «resultado de un mal funcionamiento de ciertas pruebas».

«Pedimos disculpas por la confusión que hayamos podido causar. Estamos trabajando con determinación para que esto no vuelva a ocurrir».