Las autoridades venezolanas detuvieron este lunes a ocho personas que constituían un segundo grupo de ‘mercenarios’ que se encontraba en una zona costera del estado de Aragua no determinada todavía, informó el gobernador de esa región, Rodolfo Marco Torres.

“A través de la inteligencia social y la unidad cívico militar policial se logró la captura de estos mercenarios. Subestiman a un pueblo que con coraje se encuentra preparado para defender nuestra soberanía”, aseguró Torres en su cuenta de Twitter.

El gobernador detalló que para la detención de las ocho personas se produjo “un extraordinario despliegue” de las Fuerzas Armadas y de la Policía del estado, así como de “la acción heroica del pueblo pescador” de Chuao, una localidad costera de Aragua.

Los detenidos, siempre según la explicación del gobernador en esa red social, están “vinculados a las acciones terroristas contra Venezuela”. Torres acompañó el mensaje de unas fotos en las que puede apreciarse una barca con dos motores y un grupo de personas detenidas, custodiadas tumbadas en el suelo junto a un vehículo policial.

Pese a que hasta el momento ninguna otra autoridad ha facilitado más datos al respecto, el Gobierno venezolano continua la operación que empezó el domingo, cuando frustró una supuesta invasión marítima de mercenarios y exmilitares, a través del estado de La Guaira (cercano a Caracas), que pretendía poner fin a la Administración de Nicolás Maduro, en el poder desde 2013.

Durante la operación, según subrayó el domingo el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, murieron 8 de los atacantes y otros dos fueron capturados por las fuerzas venezolanas.

Este mismo lunes, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, agregó que la fallida incursión marítima tenía como “objetivo central” matarlo a él. Además, acusó a Colombia y Estados Unidos de la operación fallida y denunció los hechos ante la comunidad internacional.