Un avión de la compañía papuana Air Niugini terminó en una laguna costera de una isla de Micronesia tras saltarse la pista durante el aterrizaje, en un suceso sin víctimas mortales.

Tan pronto sucedió el hecho, los equipos de emergencia y pescadores en la zona se apresuraron en las tareas de rescate de los 36 pasajeros y 11 tripulantes que viajaban en la aeronave y que terminó parcialmente hundida.

El Boeing 737-800, tenía previsto hacer escala en el aeropuerto de Chuuk, en la isla de Weno, de los Estados Federados de Micronesia, cuando en la maniobra de aproximación a la pista de aterrizaje concluyó en las aguas anexas al aeródromo.

Las autoridades y la aerolínea abrieron una investigación para aclarar el siniestro, del que por el momento se desconocen las causas.