El saldo de la epidemia causada por el nuevo coronavirus subió a 2.000 muertos en China continental, después de que las autoridades de la provincia de Hubei (centro), foco de la crisis, anunciaran otros 132 fallecimientos.

En su actualización diaria, la comisión provincial de salud también ha dado cuenta de 1.693 nuevos casos de contagio, lo que lleva la cifra total de infectados a 73.500.

«Este es un brote muy serio y tiene el potencial de crecer, pero necesitamos ponerlo en su justa medida con el número de personas infectadas», dijo Michael Ryan, responsable del departamento de emergencias médicas de la OMS.

«En proporción, fuera de Hubei esta epidemia está afectando a muy poca gente», sostuvo luego de conocido un informe según el cual el 81% de los más de 73.000 pacientes tienen infecciones leves.

El estudio divulgado por el Centro Chino de Prevención y Control de Enfermedades muestra que el índice de mortalidad es del 2,3%, y cae por debajo del 1% en la franja de edad de entre 30 y 40 años.