Por: Agence France-Press (AFP)

El Banco de Inglaterra elevó sus tasas de interés oficiales el jueves de 0,75 a 3%, su mayor aumento desde 1989, para contrarrestar la inflación, pero señala que el mercado sobrestima su voluntad de continuar los aumentos que pesan sobre la economía.

El Banco de Inglaterra aspira a una inflación del 2% y, como actualmente supera el 10%, “serán necesarias nuevas subidas para alcanzar nuestro objetivo. No obstante la cumbre será menos alta de lo que el mercado prevé”, indicó en un resumen de su reunión.

Por otro lado, la inflación británica alcanzó su máximo nivel en octubre, a 10,9%, estimó el jueves el Banco de Inglaterra (BoE), que previó hasta un alza de 13% antes de los anuncios gubernamentales de limitar el precio de la energía

Sin embargo la inflación, que había llegado en septiembre a 10,1% según datos oficiales, va a estar “cerca de 11% el resto del cuarto trimestre, antes de retroceder a 10% en el primer trimestre 2023 y bajar más posteriormente” estima el BoE en un informe de política monetaria.