La Marina Revolucionaria de Cuba entonó el himno nacional de Estados Unidos. En el segundo día de su visita a ese país, Barack Obama fue recibido por una guardia de honor en el Palacio de la Revolución, por Raúl Castro, antes de su reunión privada con él.