Italia es uno de los países más afectados por la pandemia del coronavirus con casi 12.000 personas fallecidas.

Leonardo, un bebé de seis meses, es ahora una luz en el camino para las personas contagiadas por COVID-19.

Los padres del pequeño notaron que tenía síntomas de la enfermedad y decidieron llevarlo al hospital, donde los médicos lo diagnosticaron y hospitalizaron por 50 días.

El tratamiento que recibió el bebé, por fortuna, logró ayudarlo en su recuperación y fue dado de alta.

Marco Ballarini, alcalde de Corbetta, Italia, dio a conocer la gran noticia.

Publicidad