El caso de un bebé recién nacido, quien fue mutilado hasta la muerte por un perro, ha causado conmoción en Reino Unido, donde la madre de la criatura es acusada de negligencia.

Abigail Ellis es el nombre de la progenitora, a quien un perro de raza Teddy, un cruce de Chow Chow, le quitó la vida a su hijo de tan solo 12 días de nacido.

«Nunca me perdonaré», dijo la madre devastada en los momentos posteriores al ataque que, además de provocar el fallecimiento de su bebé, la tiene ahora en líos judiciales junto a su prometido, Stephen Joynes.

Según el diario The Mirror, ambos padres fueron arrestados bajo sospecha de homicidio por negligencia grave, sin embargo quedaron en libertad bajo fianza mientras la Policía investiga la tragedia.

Se cree que Elon —el nombre del bebé— fue asesinado por el perro de la familia, el domingo después de que escapó de un corral en el jardín donde lo guardaban.

Publicidad

Los vecinos se han unido en torno a la madre afligida, quien dijo que su mundo se ha «derrumbado» después de la tercera tragedia que ha acosado a su familia en los últimos años.

La depresión de Abigail se debe, además, a que Joel de 28 años, padre de tres de sus hijos, murió el año pasado debido a problemas cardíacos. Asimismo, su padre, Richard, murió en 2013.