El pequeño Raphael, de 18 meses, murió junto a sus padres luego de que el avión en el viajaban se desplomara cerca a una estación del metro de San Donato Milanese, en Milán, Italia.

La aeronave era piloteada por el multimillonario Dan Petrescu, de 68 años, uno de los hombres más ricos de Rumania.

En el avión también iban los padres del pequeño, los millonarios Filippo Nascimbene (33 años) y Claire Alexandrescou (34 años), quienes apenas habían bautizado el domingo a su bebé, que nació en enero de 2020.

Te puede interesar: Las otras apps para comunicarse desde su celular tras caída de WhatsApp

Según las autoridades, la adinerada familia tomó su avión privado para ir a la región italiana de Cerdeña con el fin de ver a la madre de Petrescu, de 98 años.

Pero, poco después de despegar del aeropuerto Linate de Milán, el motor del avión se incendió y cayó al suelo.

La aeronave identificada como Pilatus PC-12, partió sobre la 1:04 de la tarde (hora local) y se desplomó 11 minutos después (1:15 p.m. hora local).

Mira también: Sin pensarlo dos veces, conductor atropella violentamente a ladrones y evita robo

Testigos afirmaron que el avión estalló en llamas e hizo una caída vertical.

Investigadores apuntan a que el descenso habría tardado solo 16 segundos.

Tras el fatal impacto, bomberos acudieron al lugar, pero no encontraron sobrevivientes.