Lo que parecía en un principio una buena idea, terminó siendo una película de terror para una pareja en Australia.

Los esposos, condenados a 12 meses de trabajo comunitario, le causaron daños irreparables a su bebé.

La menor nació en el año 2017 y cuando cumplió los cuatro meses, sus padres empezaron a alimentarla con una dieta vegana. Esto implicaba retirar la leche materna y remplazarla por leche de coco, batidos y alimentos de origen vegetal que ellos preparaban.

Ante la falta de suplementos primordiales para los primeros meses de vida, la salud de la bebé comenzó a deteriorarse, así que en agosto de 2018 la tuvieron que llevar a urgencias.

Según el medio The Age, los médicos detectaron que la pequeña tenía hematomas en el cuerpo, que estaba fría y tenía sangre de color oscuro en el pañal. Los servicios sociales iniciaron una investigación para determinar si hubo maltrato o abuso hacia la pequeña.

Publicidad

No obstante, el juez determinó que la menor está bien cuidada por su madre y ahora tiene una dieta saludable y nutritiva. Además, no encarceló a la pareja porque eso «causaría un daño mayor a una niña que ya depende por completo de sus padres».

Ahora ya tiene tres años de edad y continúa enfrentando problemas en su desarrollo cognitivo y físico.