Los bebés nacidos durante el primer año de pandemia (independientemente de si su madre pasó la COVID-19 en el embarazo) obtuvieron una puntuación ligeramente más baja en pruebas de desarrollo de las habilidades sociales y motoras que los nacidos justo antes de la pandemia.

Los investigadores de la Universidad de Columbia (Nueva York) responsables del estudio sugieren que estos peores resultados son consecuencia de la enorme cantidad de estrés que sintieron las madres durante el embarazo.

Le puede interesar: Gracias a un tapabocas capturan a un asesino fugitivo hace más de 20 años

El estudio, publicado hoy en JAMA Pediatrics, se hizo con 255 bebés de seis meses nacidos en hospitales de Nueva York entre marzo y diciembre de 2020. Casi la mitad de las madres del estudio pasó la covid en algún momento de su embarazo, aunque la mayoría de manera leve o asintomática.

Se sabe que las enfermedades víricas durante el embarazo aumentan el riesgo de retrasos en el neurodesarrollo de los niños por la activación del sistema inmunitario de la madre, que a su vez afecta al desarrollo cerebral del feto.

Los autores del estudio quisieron evaluar si la COVID-19 también podría tener consecuencias en el bebé.

Vea también: Video revela que tractomula iba muy rápido previo al accidente que dejó ocho muertos en La Línea

Los resultados del estudio no significan que la generación post pandemia vaya a tener problemas en el futuro, dado que los bebés están en una etapa de desarrollo muy temprana “con muchas oportunidades para intervenir y conseguir que se desarrollen correctamente”, afirma el autor.

No obstante, los investigadores harán un seguimiento del desarrollo de estos niños en los próximos meses.