Un joven se atrevió a emprender en plena pandemia, luego de que fuera despedido en una peluquería donde trabajaba como vendedor. Ahora gana 12.000 libras esterlinas al día (casi 60 millones de pesos).

Con solo 20 años, el británico Ben Gulliver supo encontrar una oportunidad para iniciar el sueño de ser su propio jefe tras perder su trabajo en Romford, un barrio londinense.

 

 

Ben, quien estableció su empresa en abril pasado, dijo al diario The Sun: «no estaba disfrutando mucho de mi trabajo vendiendo trasplantes de cabello a la gente y cuando nos dieron de baja pensé ‘tengo que ir por esto’.

Con los consultorios de dentistas cerrados durante el encierro, Gulliver ideó una forma de ganar dinero aprovechando las ventas a través de internet.

«Fue el momento perfecto. Comencé a investigar en YouTube para ver qué proyectos comerciales podía hacer», indicó Gulliver.

Publicidad

Un negocio redondo

Lo primero que hizo el joven fue vender dispositivos de limpieza de dientes de China a través de internet y en solo un mes ya estaba ganando casi 60 millones de pesos al día.

 

 

«Pensé en lo que la gente necesitaría durante el encierro y mi primera idea fue comprar y vender un dispositivo de limpieza de placa dental, ya que todos los dentistas estaban cerrados».

Posteriormente, vendió este negocio a un inversionista estadounidense y continúo emprendiendo, pero esta vez con equipos de gimnasio a través de Amazon.

Según Gulliver, en su mejor mes ha logrado alrededor de 200.000 libras esterlinas en ganancias (casi 1.000 millones de pesos).

 

 

El empresario de 20 años asegura que ya tiene 1 millón de dólares en ingresos desde que inició su emprendimiento hace 10 meses. «Estoy asombrado de cómo ha despegado». agregó.

Actualmente, Ben abrió su oficina en la localidad de Bewdley, situado en el condado de Worcestershire, en Inglaterra.