El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este viernes que autorizó un nuevo paquete de ayuda militar para Ucrania valorado en 150 millones de dólares.

Un funcionario estadounidense dijo a Efe que el valor del paquete asciende a 150 millones de dólares e incluye 25.000 municiones para artillería pesada, radares, equipos para interferir las comunicaciones de las tropas rusas y otra maquinaria de fabricación estadounidense.

Le puede interesar: Arranca Colombia 4.0: El reto del emprendimiento y la tecnología

“Estados Unidos sigue con su fuerte apoyo al pueblo valiente de Ucrania mientras defienden su país de la actual agresión de Rusia”, manifestó Biden en un comunicado para anunciar la ayuda.

Con estos 150 millones adicionales, el total de dinero provisto por parte de EE.UU. en ayuda militar a Ucrania en lo que va de año es superior a los 4.000 millones de dólares.

El anuncio de hoy llega después de que la semana pasada Biden pidiera 33.000 millones adicionales de ayuda al Congreso de EE.UU., que es el órgano encargado del presupuesto.

Al formular esa solicitud, el presidente dejó claro que apenas le quedaban fondos para seguir apoyando a Ucrania porque ya se habían casi agotado los 13.600 millones de dólares que el Congreso aprobó el mes pasado.

Biden dijo este viernes que, con la nueva ayuda autorizada, los fondos ya están casi completamente agotados.

“Para que Ucrania pueda tener éxito en esta próxima fase de la guerra, sus socios internacionales, incluido Estados Unidos, deben continuar demostrando su unidad y determinación para mantener el flujo de armas y municiones a Ucrania sin interrupción”, manifestó el gobernante.

Le recomendamos leer: Cierran dos carriles de la Autopista Norte de Bogotá por daño en tubería

“El Congreso -añadió- debería dar rápidamente los fondos solicitados con el objetivo de fortalecer a Ucrania en el campo de batalla y en la mesa de negociación”.

Biden participará el domingo en una reunión virtual del G7, organizada por Alemania y en la que se abordarán vías para seguir ayudando a Ucrania, así como la posibilidad de nuevas sanciones.