El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este martes que su país enviará más sistemas de misiles avanzados a Ucrania para lanzar ataques con mayor precisión.

“He decidido que proporcionaremos a los ucranianos sistemas de misiles y municiones más avanzados que les permitirán atacar objetivos clave con mayor precisión en el campo de batalla”, escribió Biden en una columna de opinión publicada a última hora en el diario The New York Times.

Un funcionario del Gobierno explicó en una llamada con los medios que Estados Unidos aportará un sistema de misiles de largo alcance como parte de un nuevo paquete de 700 millones de dólares en armas.

Le puede interesar: Todo sobre la vacuna de la viruela del mono: quién la fabrica y cómo funciona

Según la fuente, el nuevo envío de armamento incluirá los denominados “High Mobility Artillery Rocket Systems” (HIMARS) Sistemas de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad, que permitirán ataques más precisos de objetivos desde una distancia mayor.

En este sentido, el funcionario precisó que este sistema se utilizará contra los sistemas rusos y que no se emplearán dentro del territorio ruso.

En un artículo titulado “Lo que Estados Unidos hará y no hará en Ucrania”, Biden defiende una solución diplomática al conflicto, pero advierte que “cada negociación refleja los hechos sobre el terreno”.

Lea también: El desempleo en Colombia cayó a 11,2 % en abril

Por eso, insiste: “Hemos actuado rápidamente para enviar a Ucrania una cantidad significativa de armamento y municiones para que pueda luchar en el campo de batalla y estar en la posición más fuerte posible en la mesa de negociaciones”.

El mandatario precisa que continuarán proporcionando a Ucrania armamento avanzado: “Incluidos misiles antitanque Javelin, misiles antiaéreos Stinger, potentes sistemas de artillería y cohetes de precisión, radares, vehículos aéreos no tripulados, helicópteros Mi-17 y municiones”.

En el escrito, Biden también subraya que seguirá cooperando con sus socios y aliados para la imposición de sanciones a Rusia en represalia por su invasión y que describe como “las más duras jamás impuestas a una gran economía”.