El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, lidera el conteo frente al presidente de EE.UU., Donald Trump, en los estados clave de Nevada, Arizona y Pensilvania, este último el premio más codiciado de las elecciones que podría entregarle la Casa Blanca, además de Georgia, donde habrá un recuento por lo ajustado de los resultados.

El liderazgo de Biden son malas noticias para Trump, que ganará con toda probabilidad en Alaska y encabeza el escrutinio en Carolina del Norte, pero necesita obligatoriamente una victoria en Pensilvania, Nevada y Georgia para seguir teniendo opciones de ocupar la Casa Blanca durante otros cuatro años.

Trump solo podría permitirse perder alguno de esos estados si sobrepasa a Biden en Arizona, pero eso es menos probable, ya que el recuento en ese estado sigue favoreciendo al que fuera vicepresidente de Barack Obama (2009-2017).

PENSILVANIA, CADA VEZ MÁS CERCA PARA BIDEN

A primera hora, Biden arrebató a Trump el liderazgo en Pensilvania, aunque el cómputo todavía sigue en curso y no se ha declarado oficialmente un ganador.

En las últimas horas, Pensilvania ha contado unas 30.000 nuevas papeletas, de las que el 87 % fueron a favor de Biden, de manera que actualmente el exvicepresidente tiene una ventaja de 5.587 votos sobre Trump.

Publicidad

De esa forma, Biden adelanta allí con un 49.4% de los votos a Trump, con un 49.3%.

Una victoria en Pensilvania permitiría a Biden superar la barrera de 270 delegados en el Colegio Electoral que se requieren para asegurarse la Casa Blanca: si se impone en Pensilvania ya llegaría a 284 o 273 si tiene en cuenta o no Arizona, según las proyecciones de los principales medios de comunicación.