El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que llegó este domingo a Bruselas, reafirmará mañana en la cumbre de la OTAN el compromiso de su país con la defensa y la seguridad colectiva. 

Según un comunicado de la Casa Blanca, dicho compromiso con el artículo 5 de la Alianza Transatlántica es “inquebrantable”. 

Podría interesarle: Por segundo día consecutivo, Colombia registra récord de muertes por covid-19 en 24 horas: 586

En la nota, el Gobierno estadounidense detalla una serie de puntos sobre los resultados que arrojará esta cumbre, que están en sintonía con su visión.

En primer lugar cita a Rusia y a China, cuando habla de que en esta cumbre se preparará un “nuevo concepto estratégico”.

Lea más: El G7 se compromete a combatir la pandemia, el cambio climático y los desafíos de China y Rusia

Se trata de “un marco que servirá de guía para afrontar las acciones y políticas agresivas de Rusia; los desafíos presentados por la República Popular China a nuestra seguridad colectiva, prosperidad y valores; y las amenazas trasnacionales como el terrorismo, las ciberamenazas y la crisis climática”.

Además, afirma que durante la reunión de la OTAN los líderes apoyarán una nueva política de ciberdefensa, uno de los objetivos de Washington, que ha sido blanco en los últimos meses de varios pirateos informáticos lanzados desde territorio ruso.

Conozca más: Un hombre mata a un anciano y dos niños en Roma y después se quita la vida

Los ciberataques son uno de los temas que Biden ha abordado este fin de semana durante la cumbre del G7 (EE.UU., Canadá, el Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Japón, más la Unión Europea) en Cornualles, en territorio británico.

Otro de los temas importantes para la Administración de Biden son las contribuciones del resto de países a la alianza, lo que resalta en su comunicado, al indicar que los dirigentes se comprometerá a aumentar sus contribuciones en fondos, capacidades y efectivos. 

Lea también: Presidente Duque recibe la primera dosis de la vacuna contra el covid-19 del laboratorio Pfizer

En su afán por restaurar las alianzas tradicionales de su país, el presidente de Estados Unidos ha moderado el tono sobre este asunto respecto a su antecesor Donald Trump (2017-2021).

Durante su mandato, Trump no paró de criticar a la OTAN, a la que tachó de obsoleta, puso en duda el compromiso de EE.UU. con la defensa colectiva y reclamó de forma bronca a los aliados europeos que aumentaran su gasto en Defensa.

Biden se halla inmerso en su primera gira internacional desde que es presidente, que le ha llevado al Reino Unido, aparte de Bruselas, y que culminará en Ginebra, con la reunión con Putin.