El presidente Joe Biden anunciará formalmente el miércoles la retirada de todas las tropas estadounidenses de Afganistán antes del 11 de septiembre de este año, cuando se cumplan 20 años de los atentados de 2001, una decisión que sería coordinada con sus aliados.

 

La retirada retrasa solo unos cinco meses lo acordado por el expresidente Donald Trump con los talibanes para sacar a las tropas.

 

La decisión coincide con el anuncio de Turquía de una conferencia internacional de paz sobre Afganistán con la esperanza de alcanzar un acuerdo que aporte estabilidad a un país que lleva 40 años en guerra; pero los talibanes, que se sienten reforzados, dijeron que no asistirían.

 

Lo más visto: (Video) El aterrador momento en que un hispano asesina a un policía durante retén en EE.UU

 

Biden, que hará un anuncio formal este miércoles, había estudiado la posibilidad de mantener una fuerza residual para luchar contra Al Qaida o la nueva amenaza del grupo del Estado Islámico. También estudió la retirada a la situación sobre el terreno o a las lentas conversaciones de paz.

 

Finalmente ordenará una retirada completa, que solo dejará en el país un número limitado de personal estadounidense para custodiar las instalaciones de Estados Unidos, incluida la embajada en Kabul, dijo un alto funcionario.

Publicidad

 

“El presidente juzgó que un enfoque basado en las condiciones, que ha sido el de las dos décadas pasadas, significaría permanecer en Afganistán para siempre“, explicó el funcionario que no quiso identificarse.

 

Vea también: (Fotos) Hallan perturbadores objetos en el estómago de un caimán de casi 5 metros

 

Por su parte el secretario de Estado, Antony Blinken, dijo que había llegado el momento de que el éjercito estadounidense regresase “a casa”, y que Washington elaboraría un plan de retirada “coordinado” con sus aliados de la OTAN.

 

“Juntos hemos alcanzado los objetivos que nos hemos propuesto. Y ahora es el momento de traer a casa a nuestras tropas”, dijo Blinken antes de conversaciones con sus socios de la OTAN en Bruselas.

 

En ese marco, la ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, aseguró el miércoles que la OTAN probablemente se unirá a Estados Unidos en la retirada de sus tropas para septiembre.  “Siempre dijimos: iremos juntos, nos iremos juntos”, declaró a la televisión pública ARD.

 

Y según el periódico The Times, el Reino Unido también retirará sus aproximadamente 750 soldados. El gobierno no desmintió la información.

 

Lea también: Revelan estado de salud de Falcao y la prótesis que tendría que usar para jugar

 

El acuerdo de febrero de 2020 de la administración Trump con los talibanes establecía que todas las tropas estadounidenses debían salir del país en mayo de 2021 a cambio de la promesa de los insurgentes de no respaldar a Al Qaeda y a otros extremistas extranjeros, la razón que llevó a la invasión estadounidense de 2001.

 

Hace una década, Estados Unidos tenía unos 100.000 soldados en Afganistán. Al final de la presidencia de Trump, la cifra se había reducido a 2.500.

 

Según el alto funcionario, la retirada comenzará en mayo y el retraso se explica en gran medida por razones logísticas, aunque las tropas posiblemente salgan de Afganistán mucho antes del 11 de septiembre.

 

Este responsable advirtió a los talibanes que “mantienen una tregua con Estados Unidos pero no con las fuerzas afganas” que no ataquen a la coalición cuando se retire, asegurando que en ese caso “devolveremos el golpe con fuerza”.

 

Mientras tanto es probable que los combates continúen y un informe publicado el martes por el director de inteligencia estadounidense asegura que los talibanes “confían en poder lograr la victoria militar”.

 

Los civiles han pagado un alto precio en los combates y el ascenso de los talibanes suscita temor, en particular entre las mujeres afganas.

 

Mientras gobernaron en gran parte de Afganistán entre 1996 y 2001, los talibanes impusieron su austero islamismo sunita, prohibiendo a las mujeres acceder a las escuelas y a las oficinas, así como la música y la mayor parte de la vida cotidiana.

 

Dos décadas más tarde, el 40% de los escolares son niñas.