El presidente de Estados Unidos, Joe Biden anunció este lunes que va a subir a 62.500 la cuota anual de refugiados que admitirá el país, después que su decisión de mantener el mínimo de 15.000 marcado por el Gobierno anterior generara una ola de críticas.

 

Le puede interesar: Claudia López presenta proyecto del Plan de Ordenamiento Territorial 2022-2035

 

“Esto borra una cifra históricamente baja establecida por el anterior gobierno de 15.000, que no refleja los valores de Estados Unidos como nación que acoge y apoya a los refugiados”, indicó la Casa Blanca en un comunicado.

 

Biden había prometido una cifra en torno a 60.000, pero el 16 de abril se echó atrás al anunciar que postergaba su plan y mantenía el mínimo fijado por el mandatario republicano Donald Trump, desatando fuertes críticas de su propio bando demócrata. 

 

Le puede interesar: MinAgricultura pide no bloquear paso de alimentos en medio del paro nacional

 

El gobierno señaló que esta subida apuntala los esfuerzos que ya están en marcha para expandir el sistema con el fin de admitir a los refugiados y encaminarse a un objetivo de 125.000, en el próximo año fiscal. 

Publicidad

Según el decreto, esta cifra de refugiados “envía un importante mensaje que Estados Unidos sigue siendo un lugar seguro para algunas de las personas más vulnerables en el mundo”.

 

Vea también: Gobierno se reúne con partidos políticos para construir nuevo proyecto de reforma tributaria

 

Este programa de admisión solo concierne a los refugiados seleccionados por las agencias de inteligencia y seguridad estadounidenses en los campamentos de la ONU en todo el mundo para ser reasentados en Estados Unidos, principalmente entre los más vulnerables, como los ancianos, las viudas o las personas con discapacidad.