El presidente de Estados Unidos,  Joe Biden anuló el lunes la prohibición de su predecesor Donald Trump de que las personas transgénero sirvan en las fuerzas armadas, una decisión considerada discriminatoria.

«Todos los estadounidenses calificados para servir en las fuerzas armadas de Estados Unidos deberían poder hacerlo», informó la Casa Blanca.

«El presidente Biden cree que la identidad de género no debe ser un obstáculo para el servicio militar y que la fuerza de Estados Unidos radica en su diversidad», agregó en un comunicado.

La Casa Blanca indicó que «una fuerza inclusiva es una fuerza más efectiva». «En pocas palabras, eso es lo correcto y es de nuestro interés nacional», aseguró.

La medida revierte la controvertida decisión de Trump de julio de 2017 de prohibir que las personas transgénero sirvan «en cualquier capacidad» en las fuerzas armadas.

Publicidad

Como comandante en jefe, el presidente de Estados Unidos tiene una enorme libertad para establecer las políticas del Pentágono. 

«Los miembros del servicio que sean transgénero ya no estarán sujetos a la posibilidad de ser despedidos o separados por motivos de identidad de género», señaló el ejecutivo.