El magnate y cofundador de Microsoft, Bill Gates, explicó un ambicioso plan para detener la próxima pandemia. “Debe tomarse tan en serio como una amenaza de guerra”, dice.

A través de la carta anual de la Fundación Bill y Melinda Gates, el filántropo pide miles de millones de dólares en inversiones para desarrollar un sistema de alerta global.

“La desafortunada realidad es que COVID-19 podría no ser la última pandemia. No sabemos cuándo llegará el próximo, o si será una gripe, un coronavirus o alguna enfermedad nueva que nunca antes habíamos visto”, dice el empresario.

 

La idea es que la humanidad tenga una forma de identificar gérmenes emergentes y así desarrollar la capacidad de responder rápidamente.

“El mundo no estaba preparado para la pandemia de Covid-19. Creo que la próxima vez será diferente “, escribió.

Los detalles del plan

Gates también pide pruebas masivas y un cuadro de 3.000 “socorristas” listos para entrar en acción.

Para el multimillonario, si bien el costo puede parecer alto, miles de millones gastados en infraestructura y tecnología serían un gran ahorro en comparación con el costo global por las afectaciones del COVID-19, alrededor de 28 billones de dólares.

 

 

“No podemos permitirnos que nos tome desprevenidos de nuevo”, agregó Gates.

Para ello, Bill Gates dice que los países ricos ahora deben duplicar el gasto en investigación y desarrollo.

El trabajo en plataformas de pruebas de “megadiagnóstico” sería clave, porque permitiría la detección a gran escala una enfermedad inusual y así actuar.

“La velocidad importa en una pandemia”, afirma Gates. “Cuanto más rápido actúe, más rápido cortará el crecimiento exponencial del virus”.

 

 

Si Gates lo dice…

El empresario lleva varios años advirtiendo los peligros de una pandemia. Incluso fue viral una charla TED de 2015 que parecía una predicción de lo que sucedería en 2020.

La Fundación de Bill Gates ha invertido 1.750 millones en la lucha contra el nuevo coronavirus COVID-19 y ha dirigido a gran parte de su personal a proyectos relacionados con la pandemia.

La financiación ha ayudado a respaldar la investigación sobre vacunas y tratamientos prometedores llamados anticuerpos monoclonales.

“Así como la Segunda Guerra Mundial fue el evento definitorio para la generación de nuestros padres, la pandemia de coronavirus que estamos viviendo en este momento definirá la nuestra”, es una de las conclusiones de Bill y Melinda Gates.