En los últimos días el fundador de Microsoft, Bill Gates, aseguró que la humanidad no está preparada para enfrentar una nueva pandemia, a no ser que se realicen esfuerzos para poder crear vacunas más rápidamente.

El filántropo señaló que está “un poco preocupado de que ahora se esté prestando menos atención de la que esperaba a la preparación para responder a la pandemia”.

 

Te puede interesar: Un tercer miembro del ELN será extraditado a EE. UU. por narcotráfico

 

Mediante un  informe de la Fundación Bill y Melinda Gates se encontró que la pandemia de COVID-19 ha provocado un retroceso importante en las tasas de vacunación infantil de rutina, ha ampliado la brecha educativa entre las naciones pobres y ricas y ha aumentado las inequidades en el acceso a los servicios de salud.

De igual manera, hacen un llamado a los líderes mundiales a que realicen las inversiones a largo plazo necesarias para desarrollar y fabricar vacunas y mejorar la infraestructura de salud pública, particularmente en países de bajos ingresos.

 

Mira también: Primer ministro de Haití destituye al fiscal que lo quiere investigar por magnicidio de Jovenel Moise

 

“La única solución real a este problema es tener fábricas que puedan producir suficientes dosis de vacunas para todo el mundo en 100 días. Es factible”, asegura Gates.

El director ejecutivo de la Fundación Gates, Mark Suzman, concluyó que las consecuencias económicas de la pandemia también frenarán el progreso hacia la igualdad de género, tanto en las naciones pobres como en las ricas, ya que las mujeres se han visto desproporcionadamente afectadas por la crisis.