Numerosas carreteras permanecían bloqueadas este lunes en Brasil por camioneros y otros manifestantes que se negaban a reconocer la ajustada derrota del presidente Jair Bolsonaro frente a Lula da Silva, mientras que la policía reforzó la seguridad en la zona de edificios gubernamentales en Brasilia de forma “preventiva”.

La policía restringió el acceso de vehículos a la Plaza de los Tres Poderes, donde se ubican los edificios de la Presidencia, el Congreso y la Corte Suprema, como medida “preventiva” tras “identificar un posible acto convocado allí por redes sociales”, informó la Secretaría de Seguridad del Distrito Federal.

Lea también: Hallan dos cadáveres colgados en un puente peatonal en Ecuador

Al menos 16 estados han registrado bloqueos desde la madrugada del lunes en diferentes rutas, según el último balance de la Policía Federal de Carreteras (PRF).

Pasado casi un día desde el resultado oficial, Bolsonaro no se había pronunciado sobre la victoria de Lula, que fue sin embargo reconocida por varios aliados del gobierno, además de numerosos jefes de Estado extranjeros.

Tras perder por un estrecho margen (50,9% contra 49,1%), el presidente se recluyó en la residencia oficial de Alvorada en Brasilia y este lunes mantuvo reuniones con ministros en Planalto, sin dar declaraciones.

En el estado de Santa Catarina (sur), donde Bolsonaro obtuvo un amplio apoyo, decenas de manifestantes vestidos con camisetas amarillas, banderas de Brasil y carteles con la cara del presidente bloqueaban una carretera con camiones y otros vehículos.

Cantando el himno nacional, se resistían a identificarse o a hablar con la prensa, según constató un fotógrafo de la AFP.