Alrededor del mundo, la pandemia del coronavirus ha generado una crisis carcelaria jamás antes vista.

Muchos países han optado por la polémica liberación de presos para evitar la propagación del virus dentro de los centros penitenciarios, pero en otros casos los reos deben permanecer allí.

El hacinamiento no es el único problema con el que deben lidiar los estados, ahora se presentan motines y cientos de contagiados.

El último caso que se presentó ocurrió en Lima, Perú, que se desató por el temor de los reclusos de contagiarse. Este centro penitenciario alberga más de 10.000 reclusos pese a que su capacidad recomendada es de 2.500. 

Según el Instituto Nacional Penitenciario, 9 reclusos murieron y 67 resultaron heridos.

Vea el boletín completo en video