Este miércoles, el Gobierno de Bolivia declaró que carece de condiciones para enfrentar al coronavirus y urgió a la población permanecer en sus casas, en el décimo día de cuarentena.

«No tenemos las condiciones en salud para enfrentar esta pandemia mundial, pero sí podemos quedarnos en casa», dijo en rueda de prensa el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, mano derecha de la mandataria transitoria Jeanine Áñez.

La pandemia cobró hasta la fechas en este país, según datos oficiales, la vida de siete personas y contagió a 117.

Debido a este nuevo coronavirus en Bolivia, el Gobierno decretó cuarentena nacional el 22 de marzo y el cierre de fronteras terrestres y el espacio aéreo hasta el 15 de abril. 

Además, suspendió el transporte público y privado, las actividades escolares y la administración pública y privada. Solo los bancos, farmacias y mercados funcionan algunas horas cada día.

Yerko Núñez, también acusó al anterior gobierno de Evo Morales por no haber realizado inversiones en el sistema de salud durante sus casi 14 años en el poder.