El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó no entender “esa preocupación enorme” con la COVID-19, que ya ha matado a más de 620.000 brasileños, y volvió a minimizar el número de muertes de niños de entre 5 y 11 años asociadas al coronavirus y que su Gobierno cifra en al menos 311.

“Hoy, otras enfermedades que matan mucho más que la propia covid y no hay ninguna preocupación con ninguna de ellas. La Salud en Brasil siempre fue un caos, por qué ahora esa preocupación enorme con la COVID-19”, cuestionó Bolsonaro en una entrevista.

Le puede interesar: ¿Cuándo se prevé que suceda el pico de contagios por ómicron en Bogotá?: comité experto revela

El presidente brasileño reaccionó así al ser preguntado sobre las posibles nuevas medidas restrictivas que algunos estados están estudiando ante el rápido avance de la variante ómicron, que ha cuadriplicado los contagios en apenas una semana en el país.

“¿Para qué? ¿Para decir que el gobernador está protegiendo tu vida? Si estuviera preocupado con tu vida, estaría preocupado con otras enfermedades también”, aseveró el gobernante, uno de los líderes mundiales que más ha negado la gravedad del coronavirus.

Vea también: Encuentran a un “dragón marino” fosilizado en una reserva natural

El presidente de Brasil, quien ha censurado el uso de mascarilla y cuestiona la eficacia de las vacunas desde el inicio de la crisis sanitaria, también se hizo eco de estudios que no especificó que indican que la ómicron “es bienvenida” porque “puede indicar el fin de la pandemia”.

“Lamento cada muerte, además si son de niños, las sentimos mucho más, pero ello no justifica la vacunación por los efectos colaterales adversos”, aseguró.