El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, deberá pagar una multa por presentarse en un acto público sin usar tapabocas en plena pandemia de covid-19 en Maranhao, informó el gobernador de ese estado del noreste del país.

Las autoridades sanitarias resolvieron “abrir un auto de infracción contra el presidente de la República por la promoción en Maranhao de aglomeraciones sin ningún cuidado sanitario. La ley es para todos”, tuiteó la noche del viernes el gobernador izquierdista Flavio Dino, quien recordó que en el estado están prohibidas las reuniones de más de 100 personas y es obligatorio el uso de mascarilla.

Podría leer: Larga jornada de diálogos con miras a negociar el pliego

El monto de la multa será fijado luego que la Presidencia presente su defensa, para lo cual tiene quince días. La ley prevé multas de entre 2.000 a 1,5 millones de reales (entre 373 y 280.000 dólares).

El viernes Bolsonaro participó en la entrega de títulos de propiedad de tierras rurales en Açailandia, a 500 km de Sao Luis, capital de Maranhao.

Lea además: Terminal de Transporte de Bogotá en crisis por falta de pasajeros

Bolsonaro publicó en Twitter videos dándose un baño de multitud al saludar a cara descubierta a cientos de personas.

En el discurso pronunciado en la ceremonia, Bolsonaro tildó al gobernador Dino de “dictador” y se equivocó de Corea al mencionar a la del Sur en vez de la del Norte.

Conozca más: MinTransporte realizará mesa de trabajo con sector del transporte de carga el próximo 24 de mayo

“Allá en Corea del Sur es una dictadura y el dictador ¿no es un gordito? Venezuela también es una dictadura ¿y no es gordito el dictador? ¿Y quién es el gordito dictador aquí en Maranhao?”, dijo.

Enérgico opositor a toda idea de confinamiento, Bolsonaro ya había calificado de “dictadores” a varios gobernadores que impusieron restricciones para frenar la expansión del coronavirus que ya deja más de 440.000 muertos en Brasil.