El primer ministro británico, Boris Johnson, afectado con coronavirus (Covid-19), indicó este viernes que continuará ‘aislado’ en su residencia oficial de Downing Street pese a sentirse «mejor» porque aún tiene ‘fiebre’.

El líder conservador dio positivo por coronavirus el pasado 27 de marzo, y desde entonces, ha permanecido en aislamiento con síntomas ‘leves’ al tiempo que dirigía la respuesta nacional frente a la crisis.

A través de un mensaje posteado hoy en su cuenta de Twitter, Johnson informó sobre su actual estado de salud al tiempo que dio las «gracias» a todas las personas involucradas en la construcción de un nuevo hospital de la sanidad pública británica (NHS) en los últimos quince días.

«Este inmenso esfuerzo significa que contaremos con otras 4.000 camas extra para tratar a pacientes con coronavirus», explicó.

Frente a su situación personal, indicó que continuará en «auto aislamiento» pese a que ahora se encuentra «mejor».

«En cuanto a mi propio caso, pese a que me encuentro mejor y he cumplido con mis siete días de aislamiento, aún tengo uno de los síntomas, un síntoma menor, continúo con fiebre», añadió.

Por esto mismo, siguiendo el asesoramiento dado por el Ejecutivo, permanecerá aislado «hasta que el síntoma desaparezca», agregó.

«Pero claramente estamos trabajando todo el tiempo en nuestro programa para derrotar al virus», recordó el ‘premier’.

Por otra parte, el ministro británico de Sanidad, Matt Hancock, otro de los miembros del gabinete de Johnson infectado con el virus, explicó este viernes a la BBC cómo le ha hecho sentir la enfermedad.

El jefe de la cartera de Salud, que ha perdido más de tres kilos a causa del virus, admitió que lo que más le ha inquietado es saber lo grave que podría llegar a estar y dijo que, durante un par de días, había sentido una sensación parecida a tener «cuchillas de afeitar en la garganta».

De acuerdo con las últimas cifras oficiales divulgadas, el Reino Unido lleva contabilizados hasta ahora alrededor de 30.000 afectados con Covid-19 y al menos 2.352 fallecidos.