El primer ministro británico, Boris Johnson, de 55 años, y su novia, Carrie Symonds, de 32, han anunciado este miércoles el nacimiento de su primer hijo, un «niño sano».

Un portavoz de la pareja precisó que el bebé nació en un hospital londinense y que tanto él como la madre, una activista contra el cambio climático, se encuentran «muy bien».

Johnson ha regresado esta semana a su trabajo al frente del Gobierno tras recuperarse del coronavirus, por el que ingresó en un hospital el cinco de abril y estuvo en cuidados intensivos, mientras el Reino Unido sigue en confinamiento por el virus.

Publicidad