Las autoridades brasileñas, tras la confesión de uno de los dos sospechosos y el hallazgo de restos humanos, consideran parcialmente aclarado el caso del periodista británico y del indigenista brasileño que estaban desaparecidos desde hacía once días en una remota región de la Amazonía.

“Por lo confesado por el acusado y por lo que localizamos en el lugar señalado hay grandes posibilidades de que los restos sean de los desaparecidos”, afirmó el superintendente de la Policía Federal en el estado de Amazonas, Eduardo Alexandre Fontes, en una rueda de prensa este miércoles en Manaos, mayor ciudad de la Amazonía brasileña.

Lea más: Caso Adriana Pinzón: Fiscalía habla de un homicidio

El comisario agregó que, pese a que aún falta que los restos sean identificados como los del periodista británico Dom Phillips y del indigenista brasileño Bruno Araújo Pereira, así como la identificación de otros posibles autores y sus motivaciones, el caso está parcialmente resuelto.

“Avanzamos con el hallazgo de los restos. Ahora iniciamos una nueva etapa que es la identificación de esos restos humanos, que serán enviados el jueves al Instituto Nacional de Criminalista de la Policía Federal (en Brasilia) para las pericias”, explicó.

Le puede interesar: Duque desmiente supuesta reunión con Rodolfo Hernández en Bucaramanga

“Si los análisis comprueban que son de los desaparecidos, informaremos en primer lugar a las familias. Y si se comprueba que (los detenidos) practicaron ese crimen bárbaro, trabajaremos para presentar pruebas seguras que permitan que sean condenados. Hubo un crimen y ahora vamos a identificar a todos los autores, las circunstancias y la motivación”, agregó.

El también comisario de la Policía Federal Guilherme Torres, responsable por la investigación, añadió que, pese a que el objetivo de todos los que trabajaban en el caso era encontrar a ambos con vida, “infelizmente tenemos que dar esta triste noticia”.

“El resultado aún es parcial ya que no descartamos hipótesis de que otras personas estén involucradas y a que aún trabajaremos para recolectar pruebas que demuestren la autoría. Pero dimos un gran paso en la solución de este crimen brutal que conmocionó a todo el mundo”, dijo Torres.

Phillips, colaborador del diario The Guardian, y Araújo desaparecieron el 5 de junio pasado cuando navegaban en un río en el Vale do Javari, una región selvática próxima a las fronteras de Brasil con Perú y Colombia, a donde habían viajado para recoger material para el libro en que el periodista trabajaba sobre las amenazas que sufren los indios en la región.