La vacuna candidata contra el nuevo coronavirus desarrollada por la Universidad de Oxford inició pruebas en Brasil.

El gigante americano es el segundo país del mundo más afectado por la pandemia y donde los casos de coronavirus podrían superar los 10 millones debido a la elevada subnotificación.

El número de casos que podría ser hasta diez veces mayor que el registrado en las estadísticas oficiales, convierte a Brasil en el primer país en iniciar las pruebas en humanos, fuera del Reino Unido.

Con más de 51.000 muertos y 1,1 millones de infectados confirmados oficialmente, Brasil es el segundo país del mundo con más casos y decesos por COVID-19 detrás de Estados Unidos.

Mientras la gran mayoría de países del mundo temen ya la llegada de una segunda ola del virus, el patógeno continúa expandiéndose por Brasil.

La reapertura de la economía enciende las alertas entre los especialistas, quienes temen que en las próximas semanas puede haber un rebrote en algunas de las zonas donde se había logrado contener el virus.

«Esa flexibilización está haciendo que los casos vuelvan a aumentar en algunos puntos donde ya estaban bajando«, explicó el médico infectólogo Roberto Medronho.

Pese al creciente aumento de casos, las cifras recogidas por el Gobierno reflejan tan solo «la punta de un iceberg«, según precisó Medronho, catedrático de Epidemiología de la Universidad Federal de Río de Janeiro.

«Hoy tenemos más de un millón de casos y puedo afirmar que es muy probable que los casos reales estén en cerca de 10 millones. Estamos tan solo viendo la punta de un gran iceberg que está sumergido y no estamos evaluando«, agregó.