El caso de una madre que asesinó a golpes a su propia hija de 5 años, quitándole ojos y lengua, y luego intento comerse sus órganos, ha provocado estupor en la sociedad brasileña.

En las investigaciones preliminares, la policía cree que la mujer estaba bajo un episodio psicótico por que sufría de trastornos mentales cuando fue arrestada.

El nombre de la mamá es Josimare Gomes da Silva, de 30 años, y su víctima, se llamaba Brenda Carollyne da Silva.

 

El arresto

La sospechosa fue capturada el pasado domingo en la localidad rural de Maravilha, cerca a la ciudad costera de Maceió, después de que la policía llegó al lugar y la encontró rezando junto al cadáver de la menor.

Según los informes de las autoridades, la mujer había utilizado un par de tijeras para cortar los órganos de la pequeña dentro del baño de la familia antes de intentar tragarlos.

 

Publicidad

 

Luego, la madre afirmó a los oficiales que la niña estaba poseída por un demonio, y agregó que fue el demonio quien murió y no su hija, según el medio local Folha de Alagoas.

Aunque la investigación está en las primeras etapas, la Policía cree que la mujer estaba teniendo un episodio psicótico severo cuando atacó a la menor.

Basados en los informes oficiales, la prensa local señala que fue el abuelo de la niña quien pidió ayuda después de que la sospechosa se encerró en el baño con la niña.

La madre fue llevada a un hospital donde recibe tratamiento, mientras los fiscales continúan investigando el caso y determinando los delitos.