El Tribunal Superior británico afirmó que el Gobierno de la primera ministra Theresa May debe recibir autorización del Parlamento antes de activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que da inicio al periodo de dos años de negociaciones para salir de la Unión Europea –UE-.

El Gobierno de May dijo que apelará esta decisión ante la Corte Suprema, ya que el fallo, de ser ratificado, podría impedirle iniciar las negociaciones de salida el 31 de marzo como había previsto.

Los jueces respaldaron el argumento de los demandantes de que «la Corona no puede cambiar la ley interior y anular derechos bajo la ley a menos que el Parlamento le hubiese conferido a la Corona la autoridad para hacerlo».

Publicidad

A través de un comunicado el Gobierno británico respondió ante esto que los británicos votaron por la salida en un referendo aprobado por ley del Parlamento «y el Gobierno está resuelto a respetar el resultado del referendo”.