El Reino Unido cortó definitivamente este jueves, una hora antes de la medianoche, sus lazos con la Unión Europea poniendo fin a 48 años de agitada relación, para convertirse en un país «libre» que emprende un futuro en solitario repleto de desafíos.

«Cuando el sol salga mañana en 2021 (…) el Reino Unido será libre de hacer las cosas de manera diferente, y si es necesario mejor, que nuestros amigos de la UE», afirmó el primer ministro Boris Johnson en su mensaje de fin de año.

A las 23h00 (locales y GMT), medianoche en gran parte de la Europa continental, el país abandonó definitivamente la unión aduanera de la UE.

Vea también: “Reactivemos nuestro país”: presidente Duque envía mensaje de fin de año a los colombianos

Debido a la pandemia no hubo festejos. Solo lo que algunos consideran un discreto guiño: el Big Ben, la inmensa campana situada en una torre del Parlamento británico, en restauración desde 2017, que salió excepcionalmente de su silencio para tocar las campanadas de Nochevieja, sonó también una hora antes en el marco de las pruebas para comprobar su mecanismo.

«El Reino Unido acaba de convertirse de nuevo en un país totalmente independiente», tuiteó el negociador jefe británico David Frost, después que su homólogo europeo, Michel Barnier, afirmase a la radio RTL: «nadie ha sido capaz de mostrarme el valor añadido del Brexit».

Publicidad

Con esta histórica salida, el carismático y controvertido Johnson se apunta una importante victoria personal tras haber tomado las riendas de este caótico proceso en julio de 2019.

Su ejecutivo incluso evitó un sobresalto de última hora, logrando el jueves un acuerdo con el Gobierno español para mantener abierta la frontera con Gibraltar.