Un adolescente acusado de un doble asesinato satánico en junio de 2020 cerca de Londres fue sentenciado a cadena perpetua este jueves, epílogo de un caso en el que la policía fue muy criticada.

Danyal Hussein, de 19 años, fue condenado por el asesinato de Nicole Smallman, de 27 años, y Bibaa Henry, de 46 años, dos hermanas negras apuñaladas en un parque de Wembley, en el noroeste de Londres.

Conozca más: Joe Biden se reúne con el papa Francisco antes de la cumbre del G20

El tribunal del Old Bailey estimó que se había lanzado a una “campaña de venganza” contra estas mujeres elegidas al azar, por no haber ganado la lotería.

La policía descubrió en su habitación un texto manuscrito firmado con sangre que prometía a la entidad demoníaca Lucifuge Rofocale -supuestamente primer ministro de los infiernos- matar a seis mujeres cada seis meses, a cambio de riquezas.

Le puede interesar: Declaran alerta roja hospitalaria pediátrica en Cartagena por aumento de casos de dengue

En una audiencia celebrada el jueves, Danyal Hussein fue condenado por la jueza Philippa Whipple a cadena perpetua, con una pena mínima de 35 años, por haber “asesinado brutalmente” a estas dos mujeres.

Danyal Hussein, cuyo ADN fue encontrado en el lugar del crimen después de haberse lastimado, se negó a testificar en su juicio, alegando que no era responsable ni del doble asesinato ni de la redacción del pacto.

Lea más: Investigan por qué Hitler aparece vacunado contra el COVID-19 en Holanda

En los diez días siguientes al asesinato, gastó más de 160 libras (220 dólares) en billetes de lotería o apuestas, sin éxito.

El martes, la Autoridad Independiente para la Deontología de la Policía (IOPC) enumeró los errores y la actitud “inaceptable” de Scotland Yard en este asunto.

Los familiares de las dos hermanas habían denunciado muy rápidamente su desaparición.

Pero las lagunas en el tratamiento de la información recibida condujo al cierre de la búsqueda y fueron sus familiares quienes descubrieron los cuerpos.