El supuesto líder de una secta religiosa que secuestró y sometió a abusos físicos a media docena de personas, tres de ellas menores de edad, fue capturado en una zona indígena de Panamá.

«La captura se dio con la cooperación de las autoridades indígenas, luego lo llevaron a la oficina del Ministerio Público para su judicialización«, dijo el Ministerio de Seguridad.

Unidades policiales capturaron al presunto líder cerca de Río Totuma, en la comarca Ngäbe Bugle.

Las fuerzas de seguridad patrullaron durante 24 días por tierra y aire hasta dar con el sujeto.

«Es un caso de alto perfil que ocurrió en Llano Amador, comarca Ngäbe Buglé«, apuntó el ministerio.

En agosto fueron rescatadas seis personas, entre ellas tres menores, que eran secuestradas por esta supuesta secta religiosa, en Llano Amado, Ngäbe Buglé, provincia de Veraguas.

Publicidad

Días más tarde, tres miembros de la supuesta secta fueron detenidos e imputados por los delitos de abuso físico y sexual de menores.

Las autoridades investigan si este acto tiene relación con la matanza de siete indígenas, la mayoría niños, a manos de una secta autóctona guiada por un supuesto mesías, en enero de este año.