California prohibirá a partir de 2035 la venta de autos nuevos con motores a gasolina o diésel, según una orden del gobernador Gavin Newsom que forma parte de una estrategia para combatir el calentamiento global.

«Este es el paso más impactante que nuestro estado puede dar para combatir el cambio climático», dijo el gobernador demócrata.

Mire también: Avianca reiniciará vuelos internacionales desde Colombia

La orden ejecutiva pide a una agencia dedicada a temas del aire en California que desarrolle una legislación para que todos los coches que se vendan en el estado a partir de 2035 sean de «emisión cero».

En otras palabras, se venderán solo vehículos que funcionan con electricidad e hidrógeno y algunos híbridos, lo que implicaría una reducción de los gases de efecto invernadero de 35 % y de las emisiones de óxido de nitrógeno de 80 %.

Esto no impedirá que los californianos tengan vehículos con motor de combustión interna o que los revendan en el mercado de segunda mano, según esta declaración que según Newsom, promoverá la innovación en el sector automotor y ayudará a bajar los precios de los vehículos limpios.

Publicidad

Según expertos de la industria, se espera que se vendan más de 1,6 millones de estos vehículos en 2020.

La costa oeste de Estados Unidos, y California en particular, recibe de desde el mes pasado el azote de gigantescos incendios que dejan más de 30 muertos y miles de edificaciones destruidas.