La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó una resolución en la que solicita formalmente al vicepresidente, Mike Pence, y al gabinete que invoquen la Enmienda 25 de la Constitución para destituir al presidente saliente, Donald Trump.

En una sesión celebrada seis días después de que seguidores de Trump arremetieran contra el Capitolio en Washington, donde murieron cinco personas, los congresistas aprobaron por 223 votos favor y 205 en contra la iniciativa.

En la resolución -no vinculante-, los congresistas piden a Pence declarar a Trump «incapaz de ejecutar los deberes de su cargo y de ejercer inmediatamente los poderes como presidente en funciones».

Sin embargo, la votación se convirtió en un mero trámite ante la negativa del segundo a bordo de la Administración Trump a avanzar en esa dirección.

Pence se anticipó a la votación al difundir horas antes una carta dirigida a la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, en la que llama a «evitar acciones que dividirían e inflamarían aún más las pasiones del momento».

Publicidad

«No cederé»

«No creo que tal curso de acción sea en el mejor interés de nuestra Nación o sea consistente con nuestra Constitución», señaló el vicepresidente sobre el mecanismo promovido por los progresistas cuando faltan ocho días para que concluya el mandato de Trump.

«La semana pasada -enfatizó Pence-, no cedí a la presión para ejercer más allá de mi autoridad constitucional para determinar el resultado de las elecciones y ahora no cederé a los esfuerzos de la Cámara de Representantes para jugar juegos políticos en un momento tan serio en la vida de nuestra nación».

En su carta, Pence advirtió que usar esa enmienda «sentaría un terrible precedente» y se comprometió a asegurar «una transición ordenada del poder».

Trump ve «cero riesgo» de destitución

Durante la jornada, Trump rompió su silencio y en las primeras declaraciones a la prensa después de lo ocurrido en el Legislativo defendió como «totalmente apropiada» su arenga para que sus seguidores marcharan hacia el Capitolio.

«Si lees el discurso (…) la gente pensó que lo que dije fue totalmente apropiado», afirmó el mandatario.

«La Enmienda 25 supone cero riesgo para mí, pero le pasará factura a Joe Biden y su Administración. Como dice la expresión, ten cuidado con lo que deseas», afirmó Trump, sin aclarar a qué se refería, dado que el presidente electo no ha llegado a pedir explícitamente que se active ese mecanismo.