Atención a esta historia: una campaña promovida por una pareja para recaudar fondos para un habitante de la calle en Nueva Jersey y que alcanzó a recoger más de 400.0000 dólares, resultó ser una completa estafa.

Hace unas semanas se volvió viral esta historia en la que Johnny Bobitt, un habitante de la calle, se habría gastado los últimos dólares que tenía para ayudar a una mujer que se había quedado sin gasolina en una carretera de Filadelfia.

En agradecimiento al noble gesto del hombre, ella y su pareja decidieron crear una campaña a través de la plataforma GoFoundMe para supuestamente sacar a Bobbitt de las calles y ayudarlo a cambiar de vida.

La historia se hizo viral y recaudaron más de 400.000 dólares, pero todo se derrumbó cuando Bobbitt decidió contar que se trataba de un acuerdo e instauró una demanda en contra de la pareja, pues solo recibió 75.000 dólares.

Un juez aseguró que ahora ambos podrían pagar hasta 10 años de cárcel y se comprobó que malgastaron el dinero con el que se quedaron, incluso compraron un BMW y algunos accesorios costosos.