La Cancillería colombiana confirmó que tres militares de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana -FANB- de Venezuela pidieron asilo en Colombia y radicaron una carta en la oficina de la Organización de Estados Americanos -OEA- en la que cuenta supuestas irregularidades en el interior de la guardia venezolana.

Los tenientes del Ejército venezolano, Alejandro Michael Sánchez, Ángel David Mogollón Medina y José Rodríguez Contreras se declararon en rebeldía ante el Gobierno de Nicolás Maduro.

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, pidió a Colombia la entrega de los tres militares a los que acusa de llamar a un golpe de Estado.

“Se tiene conocimiento de que el lunes 10 de abril los tres militares solicitaron al gobierno de Colombia asilo político, lo que no aplica en militares y mucho menos procede en militares desertores que llaman abiertamente a un golpe de Estado”, dijo Rodríguez.

El Ministerio de Relaciones Exteriores entrará a revisar si efectivamente los uniformados cumplen la condición de perseguidos, por lo que estarán revisando las pruebas que ellos presenten al respecto.