El candidato presidencial de Brasil, Jair Bolsonaro, apuñalado durante un acto de campaña fue trasladado al hospital de Sao Paulo y según el reporte médico, pese a la gravedad de las heridas está en buenas condiciones.

El ultraderechista Jair Bolsonaro, candidato a la Presidencia de Brasil, se encuentra estable luego de ser apuñalado en el abdomen durante un acto de campaña y tras ser sometido a una delicada cirugía.  

Bolsonaro agradeció a quienes han estado pendientes de su salud.

“Agradezco desde el fondo de mi corazón a Dios, mi esposa e hijos que están a mi lado, los doctores que se preocupan por mí y que son esenciales para que yo pueda continuar con ustedes aquí en la tierra, y a todos por el apoyo y las oraciones”, indicó.

El líder político seguirá recuperándose en cuidados intensivos, pues la herida le causó una grave hemorragia.

Si hubiera llegado cinco minutos después, la hemorragia probablemente habría causado un paro cardíaco y posiblemente estaría muerto

manifestó su hijo Eduardo Bolsonaro.

Los médicos dijeron que tendrá que permanecer hospitalizado al menos una semana y después podrá retomar su agenda de campaña.

Publicidad